Ir para conteúdo

Trabajo en equipo exige método e identificación de perfiles

Para comprometer sus funcionarios e identificar distintos perfiles es necesario método y sistemática. La propuesta de Dragon Dreaming desafía directores a mantener una mirada minuciosa.

Además de tener una buena relación entre compañeros, trabajar en equipo exige algunas técnicas de liderazgo de los directores para organizar equipos y actividades. Más alla del relacionamiento, tener una mirada minuciosa para identificar los perfiles de los funcionarios y la mejor metodología del trabajo en equipo es esencial dentro de las organizaciones.

Los métodos adoptados por los directores son finitos y difieren en el objetivo de cada proyecto. Sin embargo, un sistema que se destaca con un diferencial de propuestas y resultados es Dragon Dreaming. El método presenta un conjunto completo para realizaciones de proyectos creativos, colaborativos y sostenibles.

Además de desafiar el equipo a realizar las tereas propuestas, Dragon Dreaming desafía que todos los partícipes colaboren, observando las actividades como una causa. La metodología de design de proyecto lleva en consideración la construcción colectiva de un proyecto (o sueño). Para volverlo realidad, la propuesta es generar crecimiento personal y sentido de comunidad.

Su diferencial es desafiar la participación de todas las personas del grupo a partir de una propuesta. Después de compartir esa propuesta, es posible que la idea sea perfeccionada, incluyendo sugerencias de todos al proyecto inicial. Todos los partícipes pasan a ser coautores del proyecto.

Los proyectos desarrollados a partir de ese método, básicamente pasan por cuatro fases complementares: soñar, planear, realizar y celebrar. Según John Croft – creador de dicha metodología – durante la realización de las cuatro etapas existentes, debemos equilibrar el tiempo gasto y comprometiendo personas con quienes queramos establecer relaciones, personas que tienen habilidades técnicas para la realización.

Se aconseja que los grupos sean formados de cuatro a siete integrantes. Este número se justifica por la capacidad humana de gestionar relaciones, permitiendo que el director escuche y evalúe individualmente cada sugerencia. En equipos con numerosos integrantes, existe la posibilidad de realizar la división de los colaboradores, extrayendo y gestionando las ideas del grupo.

También entre otras personas involucradas debemos equilibrar la participación de los cuatro perfiles: Soñador – aquellos que aprenden con historias e imaginación; Planeador – que gusta de estructurar estrategias y trabajar con los conceptos; Realizador – aquellos que practican, ponen la mano en la masa y también, Celebradores – personas más observadoras, pero capaces de identificar los pequeños logros del equipo.

Celebrar las buenas ideas y los breves avances es una forma de estimularlos a seguir el objetivo. Todo el trabajo en equipo suma resultados positivos para la organización y estar pendiente a las particularidades de cada funcionario y su modo de comprometimiento son herramientas para la conquista de resultados dentro de la empresa.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: