Foto: Kristopher Radder

Obtener el sello de excelencia Nivel 3 de la Organização Nacional de Acreditação – Organización Nacional de Acreditación (ONA) – requiere una meticulosa administración de riesgos en la gestión hospitalaria. Administrador con especialización en Calidad en los Servicios de Salud, el Director de Negocios y Proyectos de la Unidad Interact Ribeirão Preto, Rogério Pontes Andrade, acompaña desde 2003 la incorporación de los conceptos aplicados por los hospitales.

Según él, la falta de literatura consistente favorece para que el tema genere miedo en los gerentes. “Tardé por empezar a leer y profundizar mis conocimientos sobre el tema, sin embargo, en 2008, en conjunto con el brillante consultor Eduardo Rodrigues, creamos el primer Procedimiento de Gestión de Riesgos, basándonos en la norma AS/NZS 4360:2004 (emitida por el instituto equivalente al Inmetro de Australia y de Nueva Zelanda), que inspiró la ISO 31000 algunos años después”, explica.

Después de 10 años de profundización y más de 8 revisiones del Procedimiento, Rogério Pontes Andrade reúne en ese artículo 5 pasos para tener un hospital más seguro:

Descargue el ebook sobre Gestión de la Calidad en hospitales

 

1) Identifique y clasifique los riesgos

Hay dos tipos de riesgos a ser observados: los riesgos inherentes y los riesgos adquiridos. Los primeros provienen del propio proceso o por características del paciente sometido al procedimiento. Ya los segundos no derivan de la naturaleza del proceso o de personas atendidas. Identifíquelos con base en evidencias y opiniones de especialistas.

Los riesgos adquiridos son el enfoque de nuestra gestión. Clasifique y coloque un grado en los impactos de cada riesgo adquirido identificado, de modo que sea siempre priorizada la visión asistencial, es decir, el impacto que el riesgo tiene en la salud del paciente. El grado de impacto es realizado por estimativa de la gravedad y grado de daño posible (o más frecuente) en caso de materialización del riesgo en evento. El grado de impacto de riesgo es el primer elemento a definir la posición del riesgo en la Matriz de Riesgo de cada proceso.

 

2) Evalúe los factores de riesgo

Hay una confusión común entre los términos riesgo y factor de riesgo, volviendo, muchas veces, la gestión un trabajo inoperante. Riesgo es lo que se desea evitar que suceda. Algo que siempre que ocurra generará un daño, obligatoriamente, por menor que sea. Factores de riesgo son los eventos o situaciones que aumentan la probabilidad de que los riesgos se materialicen, sin embargo, no siempre que ellos ocurren hay daño. Por ejemplo, la identificación incorrecta del paciente (factor de riesgo) aumenta la posibilidad de ser realizado un procedimiento equivocado en algún paciente (riesgo).

 

3) Implemente prácticas de control

Una vez identificados los factores que aumentan la probabilidad de que los riesgos sean materializados, se debe enumerar todas las prácticas a ser adoptadas por el proceso para bloquear tales factores de riesgo. Tres ejemplos de prácticas eficaces:
tareas cotidianas, como chequeo y otras rutinas;
– creación, actualización e implementación de procedimientos (Procedimiento Operacional Estándar, Instructivo de Trabajo, Manuales, etc.);
gestión de indicadores de desempeño relacionados a los riesgos.

Esas prácticas de control deben elevar el nivel de seguridad y calidad del proceso, porque al mantenerlas en su día a día, se evitará la no conformidad de los factores de riesgo y, consecuentemente, del riesgo.

 

4) Gestione incidentes, indicadores y auditorías

La no conformidad de un riesgo en algún evento puede estar relacionada al fallecimiento, lesión física o psicológica. Cuando dicho hecho sucede, es una señal de que la calidad de los servicios puede necesitar de mejoras. Luego, estructuras y procesos asistenciales del hospital deben estar causando daño al paciente.

Gestionar indicadores es aplicar un proceso de gestión que tiene su enfoque en la capacitación. Sea para los gerentes o para el equipo, su objetivo es utilizar metodologías apropiadas y un abordaje crítico.

No es tan sólo una gestión de pantallas de computador, con gráficos y números. En las palabras del nombrado estadístico William Deming, extraídas del libro El Método Deming de Administración:

“No se gestiona lo que no se mide; no se mide lo que no se define; no se define lo que no se entiende; no hay éxito en lo que no se gestiona”

 

Las auditorías internas y los indicadores de desempeño son los ojos de la Gestión de la Calidad. En el contexto de la Gestión de Riesgos, un equipo debidamente capacitado debe periódicamente evaluar la adhesión a las prácticas de control definidas para el proceso. Con ello, se genera el cálculo de la probabilidad de no conformidad del riesgo y se alcanza el nivel del riesgo a través de esa ecuación:

Nivel de Riesgo =
Impacto de su no conformidad + Probabilidad de su no conformidad

 

5) Incorpore el aprendizaje a las prácticas diarias

Con los niveles de cada riesgo mapeados, debe ser establecido un constante proceso de análisis crítico. Sobre ese tema, lea 5 consejos para una evaluación de resultados eficiente.

Esa dinámica incluye algunas acciones, como:
– revisión de control;
– necesidad de mejoras;
– aplicación de procedimientos;
– monitoreo de indicadores;
– implementación de auditorías/chequeos periódicos;
– tratamiento de riesgo en el nivel estratégico (actividad de la dirección hospitalaria).

 

Conclusión

La mayor iniciativa de humanización que un hospital puede adoptar es la reducción de riesgos de sus pacientes. En la visión de Rogério Pontes Andrade, la implantación de los 5 pasos para tener un hospital más seguro se ha mostrado una importante herramienta para la incorporación de la cultura de seguridad en los hospitales.

Descargue el ebook sobre Gestión de la Calidad en hospitales

Interact ofrece tecnologías de punta que automatizan grande parte de las actividades mencionadas en ese artículo. En el sector de la salud, ocho de los mayores hospitales brasileños utilizan los softwares de Interact, conforme lista elaborada por la Associação Nacional de Hospitais Privados – Asociación Nacional de Hospitales Privados.

Haga clic aquí y conozca más sobre nuestra solución para Gestión de la Calidad

About the Author: Interact Solutions

Interact Solutions, empresa brasileña de investigación y desarrollo de software, actúa en el mercado de Tecnología de la Información desde 1999. Es poseedora de la consagrada Suite SA-Strategic Adviser, que integra soluciones avanzadas de gestión corporativa a través de 20 módulos de innovación de procesos internos, con soluciones para Gestión de la Calidad, Gestión de Personas, Gestión de Procesos, Gestión de la Salud, Gestión Estratégica y Metodología 3P's. Actualmente, ocupa una posición de liderazgo en el mercado brasileño y latinoamericano. En toda América Latina, 364 organizaciones utilizan sus productos en 720 bases instaladas. En el sector de la salud, ocho de los mayores hospitales brasileños usan el software de Interact Solutions, según la lista elaborada por la Asociación Nacional de Hospitales Privados.

Leave a Reply