El quiebre de la bolsa de Nueva York, en 1929, es considerada como el marco de una crisis de superproducción que se propago por el mundo. Foto:Keystone-France/Gamma-Keystone
Tempo de leitura: 11 minutos

En Interact hoy comienza una serie de publicaciones sobre Compliance. Esta se basa en una investigación realizada para la creación de la solución en tecnología Compliance & Gestión de Riesgos, que ofrece lo mejor de la tecnología para la gestión de programas de Compliance.

Este contenido integra el Compliance Handbook de Interact, un material de 130 páginas que contempla la historia, los fundamentos conceptuales, la legislación brasileña, los principales modelos en el mundo y como el SA Strategic Adviser atiende esas recomendaciones.

Hoy haremos un sobrevuelo sobre algunos acontecimientos que, relativamente, culminaron en la emergencia del Compliance.

Preámbulo

Una historia reactiva. Así podemos resumir el contexto del Compliance a lo largo de los años. Evidentemente, esta interpretación no busca sustituir la profundidad del trabajo de un historiador. Tampoco pretendemos que el tiempo sea visto como una evolución lineal. Nuestra finalidad se restringe en contextualizar la temática, ofreciendo sobrevuelos en los principales acontecimientos que fortalecieron el desarrollo del área.

Por un lado, la historia del Compliance muestra el protagonismo cresciente de los Estados Unidos, tanto desde un punto de vista económico, como geopolítico. Por otro lado, la cresciente búsqueda de los países en establecer reglas de juego semejantes – leyes, normativas o requisitos de comercio exterior.

Con estos aspectos, la propagación del Compliance surgió historicamente en el conocido proceso de globalización.

El compliance se puede dividir en 5 fases. La primera, entre los años 1900 y 1950, abordamos el germinar del área. La segunda, entre 1960 y 1990, identificamos el marco de constitución en las instituciones financieras.

Entre 1990 y 2000, la tercera fase, se destaca el combate contra el lavado de dinero. En la década siguiente, fraudes y leyes más severas, resaltaban en la cuarta fase. El quinto momento corresponde a la presente década, notablemente conocida como la era de oro de la lucha contra la corrupción en Brasil.

El germinar del Compliance (1900-1950)

El compliance no existía en ese periodo. Por lo menos no en la forma como hoy lo conocemos. Lo máximo, pasaba por las áreas jurídicas y de auditoría, particularmente en el sector financiero. En la historia contemporánea, este también es un periodo ajetreado, con dos grandes guerras y crisis económicas transnacionales. También al inicio del siglo pasado, Estados Unidos se transformó en una especie de almacén para Europa, sobre todo para los países en conflicto en la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918).

En paralelo con el crescimiento económico de Estados Unidos, se popularizó en ese periodo la compra de acciones en la bolsa de valores. Maravilladas con la posibilidad de lucro, las empresas comenzaron a invertir en el mercado de acciones. A su vez, la población llegaba a vender bienes e inmuebles para adquirir títulos. Al final la economía norteamericana se disparaba y el retorno financiero era prácticamente garantizado.

La guerra terminó y los países intentaban reorganizarse. Sin la prioridad bélica, Europa se vio obligada a retomar la producción de alimentos e industrializados como forma de amenizar los problemas socioeconómicos después de los conflictos. De esta manera, las naciones se cerraron económicamente para fortalecer los mercados internos. Como consecuencia de esto, Estados Unidos se quedo sin público para ofrecer sus productos.

El resultado de eso fue un efecto cascada: sin vender, haciendas e industrias no tenían como pagar sus prestamos en los bancos, el lucro de las instituciones financieras cayó en picada, las empresas perdieron valor con el agravio de la recesión, el desempleo empeoró drásticamente, además los Estados Unidos y miles de accionistas perdieron grandes sumas de dinero. Todo esto culmino con la Quiebra de la Bolsa de Nueva York, en 1929, considerada como el marco de esa crisis de superproducción.

En el libro Era de los Extremos: El breve siglo XX (1914 – 1991), el historiador británico Eric Hobsbawm (1995, p.91) describe esa época así:

“[…] la Primera Guerra Mundial fue seguida por un tipo de colapso verdaderamente mundial, impactando por lo menos en todos los lugares en que los hombres y mujeres se involucraban o hacían uso de transacciones impersonales de mercado. En verdad, los orgullosos EUA, lejos de ser un puerto seguro del estremecimiento de los continentes menos afortunados, se tornaron el epicentro de este que fue el mayor terremoto global medido en la escala de Richter de los historiados económicos – la Gran Depresión. En suma: entre las guerras, la económia capitalista parecia colapsar. Nadie sabia como exactamente se podría recuperar”

Un giro inesperado

La confianza hacia el mercado de capitales precisaba ser restaurada para la recuperación de la económia. Para contener la Gran Depresión, Estados Unidos presentó en 1933 el New Deal, que consistía en una serie de programas, proyectos de obras públicas, reformas financieras y regulamentos para la recuperación económica. Con duración hasta 1936, la propuesta gobernamental incluía nuevas restricciones en el sector bancario y esfuerzos para reinflacionar el mercado después de que los precios cayeran drásticamente.

Hasta entonces los mercados de capitales no tenian mucha regulamentación por parte del gobierno de los Estados Unidos. Dentro de las acciones del New Deal, en 1933 fue creada la ley federal de valores para aumentar la confianza en el mercado de capitales, exigiendo la divulgación uniforme de las informaciones sobre las ofertas de títulos públicos. En 1934, el poder de ejecución de la ley fue transferido para la recién creada agencia reguladora U.S. Securities and Exchange Commission (SEC).

La ley de valores ejecutada por la SEC posee dos propósitos principales:

  1. Exigir que empresas que ofrecen públicamente valores para inversión en dólares informen al público sobre sus negocios, los títulos que están vendiendo y los riesgos involucrados en la inversión;
  2. Determinar a las personas que venden y negocian títulos – corredores, revendedores y bolsas – deben tratar a los inversionistas de forma justa y honesta, posicionando los intereses de los inversionistas en primer lugar.

Las reglas en el mercado financiero comenzaron a endurecer. En 1940, con las leyes Investment Advisers Act e Investment Company Act, Estados Unidos comenzó a exigir que empresas o profesionales que ofrecen consultoria de inversiones posean registro en el SEC y estén en conformidad con los regulamentos. El objetivo era claro: proteger a los inversionistas de posibles fraudes.

Investment Company Act es el primer estatuto que regula fondos. Investment Advisers Act se basa en principios, con algunas restricciones específicas. De un modo general, protege a los inversores con disposiciones anti fraudulentas y la aplicación del deber fiduciario. A lo largo de sus 79 años, la SEC accionó en diversas ocasiones estos dispositivos, por cuenta de prácticas como la divulgación inadecuada de informaciones de conflicto de intereses, gastos y prestamos (HARVARD LAW SCHOOL, 2015).

En el mundo, las reglas se desvalorizaron drásticamente en ese periodo y el comercio entre los países entro en declive. Para buscar la reestabilización del Sistema Monetario Internacional, la historica comparación de Bretton Woods en 1994 presentó como medidas la adopción de controles de capitales para evitar amenazas de crisis entre guerras.

Además, fue fundado el Fondo Monetario Internacional, formalmente lanzado al año siguiente, con el propósito de ofrecer financiamientos para economías con dificultad de pago, además de controlar y penalizar países que desestabilizasen el sistema financiero (EICHENGREEN, 2012).

En 1940, con las leyes Investment Advisers Act e Investment Company Act, Estados Unidos paso a exigir que empresas o profesionales que ofrecen consultoría en inversiones tengan registro en el SEC y estén conforme a los regulamentos. El objetivo era claro: proteger a los inversores de posibles fraudes.

Referencias

EICHENGREEN, Barry. Globalización del capital: una historia del sistema monetario internacional. Editoral 34: São Paulo, 2012.

HARVARD LAW SCHOOL. Harvard Law School Forum on Corporate Governance and Financial Regulation. Opening Remarks at the 75th Anniversary of the Investment Company Act and Investment Advisers Act. Cambridge, 2015. Disponible en: https://goo.gl/DYvLP8

HOBSBAWM, Eric. La Era de los Extremos: el breve siglo XX (1914-1991). São Paulo: Companhia das Letras, 1995.

Comentar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.